Waterboxx, el invento que está frenando la desertificación

Según cifras de la Conaf, en nuestro territorio hay casi 7 millones de personas que se están viendo afectados por la desertificación, esto equivale a un 21,7% del territorio continental. Estas cifras son duras y preocupantes, afirmó el director ejecutivo de Conaf, Aarón Cavieres:

“En algún grado (leve, moderado o grave), esta situación de la superficie se encuentra presente en 156 comunas a lo largo del país. Frente a este escenario, que se ha intensificado producto del cambio climático, la Corporación Nacional Forestal actualizó el estado de la desertificación en el país, lo que dio origen al Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, la Degradación de las Tierras y la Sequía PANCD-Chile 2016-2030, conforme al compromiso adoptado el año 2007 en la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD).”

En este escenario urge tomar nuevas medidas y ver qué mecanismos están siendo utilizados en el resto del mundo para frenar la desertificación. Un ejemplo exitoso es el nuevo sistema de plantación y crianza de árboles para zonas áridas y semiáridas, Groasis Waterboxx, un invento del holandés Pieter Hoff, que ha ganado varios premios de innovación tecnológica y ha conseguido que su proyecto reciba fondos del programa Life de La Unión Europea para evaluar su eficacia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo funciona?

Waterboxx recoge el agua de la condensación nocturna y de las lluvias ocasionales para regar, en pequeñas dosis, el interior de la planta. El recipiente además evita que el agua se evapore y protege a las raíces del sol y de las inclemencias del tiempo o pequeños animales, lo que facilita el crecimiento de los árboles.

El sistema de cuerpo circular alberga unos 15 litros de agua, con una tapa en forma cónica invertida, de manera que todo el agua de escorrentía que acapara la tapa escurre sobre el interior del habitáculo. Para los casos de precipitaciones extraordinarias, el dispositivo cuenta con una válvula de llenado, que expulsa el agua alrededor del mismo. El centro del habitáculo está hueco, permitiendo el desarrollo aéreo de dos plántulas.

La comunicación del dispositivo con el sustrato donde se han plantado las nuevas plántulas se produce por capilaridad, mediante un trozo de cuerda textil y un cartón basal, que permiten una comunicación hídrica, lenta y paulatina, del agua acumulada en el habitáculo sobre el sustrato en el que previamente se han plantado las plántulas.

El invento se prueba desde hace unos años en diferentes partes del mundo, demostrando su eficacia a la hora de conseguir plantar árboles en el desierto del Sahara y España. Los árboles plantados con Waterboxx han conseguido un ratio de supervivencia de entre el 80 y el 90%, toda una proeza especialmente en Los Monegros, donde los árboles plantados sin Waterboxx apenas llegaban a una tasa del 5% de supervivencia.

A lo largo de los últimos cinco años se han plantado más de 55.000 árboles gracias a unas 20.000 unidades de Waterboxx ya que la caja es reutilizable.

¿Crees que sería viable probar este sistema en las zonas más desérticas de nuestro país? Nosotros creemos que sí. Además de ser una excelente iniciativa que ayudaría con la desertificación, también daría trabajo a  miles de personas, ya que requiere una gran cantidad de mano de obra para su instalación.

Fuentes:

https://ecoinventos.com/

https://computerhoy.com/

https://conaf.cl

 

4 respuestas a Waterboxx, el invento que está frenando la desertificación

      Agregar un comentario

      Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

      Algo que ver

      Encuesta

      ¿Qué combustible utilizas para calefaccionar tu hogar en invierno?

      View Results

      Loading ... Loading ...